Buenas Prácticas y Proyectos

Buenas Prácticas

top_texto_verde

La alegría de la huerta. “Rus in Urbe”, la Huerta de Montecarmelo

Sandra Carretie

Buenas Practicas y Proyectos

S. Carretie. Directora Huerta de Montecarmelo. Fundación Carmen Pardo-Valcarce

 

BREVE DESCRIPCIÓN DE LA ENTIDAD Y SUS SERVICIOS

 

La Fundación Carmen Pardo-Valcarce es una entidad que trabaja por los derechos y la participación de las personas con discapacidad intelectual en nuestra sociedad.

Tal y como reflejan en su visión, el sueño de esta entidad es que no sea muy lejano el día en el que nos llevemos las manos a la cabeza al recordar los tiempos en los que no creíamos en las capacidades de las personas con discapacidad intelectual, al igual que hoy nos las llevamos al recordar los días en que no se veía el potencial de las mujeres para el empleo, o la convivencia entre distintas razas o un sinfín de prejuicios que se han ido dejando atrás a medida que el mundo se ha hecho mejor.

La Fundación Carmen Pardo-Valcarce, desde su creación en 1948, ha ido creciendo y ampliando sus proyectos, iniciativas y actividadescontando en la actualidad con numerosos recursos tales como un colegio con 200 alumnos muy especiales para nosotros, una oficina de empleo que ha insertado más de 300 trabajadores en la empresa ordinaria, un club deportivo con 140 federados en el deporte y tres centros especiales de empleo, en los que  hay más de 100 trabajadores con discapacidad intelectual  que forman parte de nuestra plantilla, siendo un ejemplo de compromiso para todos. Asimismo, la entidad cuenta con un recién inaugurado parque de ocio infantil “Fundaland” con el que abrimos nuestra Fundación a los más pequeños con la intención  de educar y promover valores a través del juego.  Además desde la Fundación se llevan a cabo labores de investigación, cooperación al desarrollo, viviendas tuteladas y  con apoyo.
LA HUERTA DE MONTECARMELO, UNA AVENTURA MÁS
La Huerta de Montecarmelo en la Fundación Carmen Pardo-Valcarce es una propuesta 3S: Social, Sostenible y Solidaria, para acercar el campo a la ciudad con huertos urbanos.

Esta innovadora iniciativa pone a disposición de cualquier persona interesada la posibilidad de tener y disfrutar de un huerto urbanoy, a la vez, nos permite colaborar y  apoyar la  integración social y laboral de personas con discapacidad intelectual que  se ocupan de  las tareas de mantenimiento y cultivo básicas de los huertos.  El centro cuenta con un servicio completo de asesoramiento técnico para mejorar los cultivos, talleres y cursos los fines de semana, herramientas, abonos, plantas y semillas, tratamientos ecológicos de plagas, zona de esparcimiento, emparrado y chiringuito.

Contamos con un equipo de 12 trabajadores con discapacidad intelectual, con edades comprendidas entre los 25 y los 43 años, formados en los antiguos viveros de planta ornamental de la entidad y con conocimientos sobre plantas y cultivos de huerta. Así pues, son ellos los verdaderos expertos que pueden aconsejar a los clientes a la hora de decidir las plantaciones, las tareas, los tratamientos, el punto óptimo de recolección… ellos sí que son la  alegría de La Huerta!

El cliente a través de un contrato y unas mensualidades, se compromete por un periodo mínimo de ciclo anual completo a participar y colaborar  con los “keepers” en el cuidado de uno de los huertos,  en el diseño de la plantación  y en sucultivo así como en las tareas agrícolas de cavado, abonado, siembras, plantación, compostaje, semilleros, podas, etc., que con constancia y empeño, finalmente le llevarán a  recoger y disfrutar de su cosecha.

En marzo de 2011 inauguramos con el significativo “Día de Huertas Abiertas” nuestro centro de cultivo que  hemos ido ampliandoy cuenta ya con 200 huertos que modifican la vista del skylineurbano. Una superficie total de 7.500 mt2, que se han transformado en un vergel de biodiversidad  que cuidan y cultivan las personas con discapacidad intelectual, contando con el apoyo de los “personal keepers”, nuestros  cuidadores muy especiales que son lo mejor de nuestras cosechas.

En un espacio de la ciudad con unas vistas únicas, los huertos son una gran herramienta para entrar en contacto con la naturaleza ysu diversidad pero también  para acercarnos a nuestra propia diversidad humana y, en concreto, a  la de las  personas con discapacidad intelectual.
Este proyecto ofrece pequeños momentos para compartir que acercan realidades entre la ciudad y el campo, la discapacidad y la no discapacidad y que sin duda nos normalizan e integran  en un mundo más rico para todos.

En estos 2 años y medio de actividad, hemos visto cómo  han mejorado las habilidades y la autoestima de  nuestros chicos. Las tareas de cultivo les motivan y les educan en valores de respeto y conciencian del valor de la naturaleza, ponen en valor el esfuerzo, la paciencia y la perseverancia y  la relación con los clientes sin duda mejora sus habilidades sociales y su autoestima.

Para todos los que deseen información pueden acceder a la página web www.lahuertademontecarmelo.com, nos pueden escribir al mail: lahuerta@fcpv.es y nos pueden seguir en twitter: @HuertaMtcarmelo