Nace una nueva Fundación: La Fundación Alex Rivera

Buenas Prácticas

top_texto_verde

Nace una nueva Fundación: la Fundación Alex Rivera

El 16 de enero fue presentada oficialmente en Madrid la Fundación Alex Rivera. Una Fundación que tiene como objetivo mejorar la calidad de vida de las personas con síndrome de Down y otras discapacidades intelectuales, especialmente en la larga etapa de su vida adulta. En el mundo hay seis millones de personas con síndrome de Down de las cuales 34.000 se encuentran en España. En las últimas tres décadas, su esperanza de vida ha aumentado de los 25 a los 60 años, lo que ha supuesto la aparición de nuevos retos durante su edad adulta, desconocidos hasta ahora. Entre ellos, destacan las necesidades residenciales y laborales, la coincidencia en el tiempo de la creciente incapacidad de sus cuidadores, por su edad, y el envejecimiento prematuro con enfermedades asociadas como es la enfermedad de  Alzheimer.

Detrás de este pionero proyecto social  está Carlos Rivera. Después de dos décadas en el sector del automóvil y de cofundar Clicars hace seis años, empresa española líder en compraventa de coches online de segunda mano, Carlos decidió venderla y dar un giro a su vida. «Hace algo más de un año, viví un punto de inflexión. Tenía claro que quería volver a emprender, pero de una forma diferente. Soy hermano de Álex, un joven adulto de 37 años con síndrome de Down. Y mi propósito era claro».

Desde la humildad empezó a investigar sobre este colectivo y la forma de poder ayudar a los demás. «Mi objetivo es devolver a la sociedad parte de lo que me ha dado, aplicando al sector social todo lo que he aprendido durante estos veinte años de carrera profesional y empresarial en cuatro continentes como ejecutivo y emprendedor».

A partir de la historia y experiencias de Álex Rivera que trabaja desde hace 12 años como administrativo en una empresa de seguros, el equipo de la Fundación realizó 125 entrevistas a entidades y personas relacionadas con la discapacidad intelectual en cinco continentes, con la idea de entender las necesidades de la vida adulta de estas personas y establecer las líneas de trabajo más necesarias.

«Dentro de las particularidades de la etapa adulta de las personas con síndrome de Down y discapacidad intelectual, abordaremos las necesidades de la vivienda, el empleo y visibilidad para ayudarles a conseguir una vida lo más independiente posible», analiza Ana Marshall, CEO de la Fundación Álex Rivera. «Queremos identificar y compartir las soluciones más innovadoras relacionadas con estos ámbitos, siempre de la mano de la tecnología y la inteligencia artificial como aceleradores transversales».

Ana Marshall tiene una sensibilidad especial desarrollada como madre de un hijo con síndrome de Down. Eso le llevó a cambiar el rumbo después de 23 años de experiencia como directiva en J.P. Morgan y a querer aportar su contribución al sector social. El equipo del este proyecto social lo completa un comité asesor de primer nivel con nombres como Luis Rivera, CEO de Bluevia Fibra, Fernando García Abasolo, empresario tecnológico y ex-vicepresidente del área económica del Atlético de Madrid y Martín Frascaroli, exitoso emprendedor en IA.

Es así como nace esta fundación, con ADN de Startup, para poner siempre al usuario en el centro y entender sus necesidades de:

  • vivienda conectando tenedores de vivienda con personas que lo necesitan y con foco en pisos compartidos;
  • empleo para generar más puestos de trabajo que consigan su inclusión e independencia y, por último,
  • dar visibilidad al colectivo de personas con síndrome de Down y otras discapacidades intelectuales.

Como señala Carlos Rivera: «Queremos transmitir nuestro mensaje y nuestra creencia de que el mundo es mejor por tener personas con síndrome de Down y las empresas también. Tenemos experiencia basada en nuestras etapas profesionales anteriores: te cambia el departamento, la dinámica y aumenta la productividad».

Estos objetivos se llevarán a cabo a través de un enfoque innovador, analizando diferentes soluciones tecnológicas y de Inteligencia Artificial que ayuden a reducir costes y teniendo un espíritu de colaboración con otras entidades, tanto a nivel nacional como internacional, para compartir necesidades, mejores prácticas y, sobre todo, conseguir mayor impacto y visibilidad. «Pero siempre entendiéndolo como un medio, no como un fin. Primero necesitamos conocer las necesidades sin cubrir y después ver cómo la tecnología lo puede hacer».

En este sentido, se encuentran trabajando en un inventario de Aplicaciones que pueden ayudar a estas personas a mejorar su vida. Su objetivo ahora es seguir trabajando en esta línea, entender las necesidades y nutrirse de las distintas entidades de ese «ecosistema» que pueda ayudar a las personas con síndrome de Down o cualquier discapacidad intelectual.

«No lo podemos hacer solos. El sector público y privado debemos juntarnos y trabajar en la misma dirección. Por ahora, hay mucho interés y eso es ya, toda una declaración de intenciones».

El «like» más grande del mundo

Fundación Alex Rivera
El «like» más grande del mundo

El «like» más grande del mundo

Tras la presentación de la Fundación Álex Rivera, celebrada el pasado 16 de enero, se batió el Récord Guinness del «Like» Humano más grande del mundo formado por más de 250 personas con discapacidad. Bajo el lema «Juntos batimos récords», este reto se llevó a cabo en la explanada de la Torre Picasso, gracias a la participación mayoritaria de la Fundación Prodis, la Fundación Gil Gayarre, la Fundación Juan XXIII y otras entidades asociadas a Plena Inclusión Madrid.

La consultora Deloitte también colaboró con la organización del evento de presentación, así como con la participación de voluntarios de su equipo para conseguir el Récord Guinness.

(El presente artículo está basado en el reportaje publicado por Beatriz Pascual en el diario “La Razón” el 18 de enero de 2023).